Habla El Vendedor Del Tomate Loco De La Esquina De Pueyrredón Y Sarmiento: “El tomate loco es tan bueno que resiste hasta los palazos de la infantería”

En El País

El conflicto nunca resuelto entre manteros y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene un nuevo episodio. Este mediodía, efectivos de infantería desalojaron los puestos mediante palos y gases. El fuerte operativo incluyó carros de asalto e hidrantes.

Por estas horas, los vendedores reclaman una reunión con el jefe de gobierno porteño, Horacio “Brillante” Rodríguez Larreta. Y si este se encontrara de vacaciones, con el vicejefe. Y si Diego Santilli también disfrutase de su período de descanso, con algún ministro.

Cara. La planta de tomates cada vez lo sería más y más.

Los manteros exigen “trabajar en paz”. “Queremos evadir acá, porque amamos la Argentina, y no en Bahamas”, explican. En este contexto, El Vendedor Del Tomate Loco De La Esquina De Pueyrredón Y Sarmiento también desear brindar su testimonio. Ante un racimo de periodistas, el hombre asegura que “el tomate loco se banca todas”. “Lo reprimieron, lo gasearon, lo apalearon y acá lo ven, enterito”, explica mientras arroja su producto al suelo.

La cronista Mercedes Ninci se habría dejado embaucar por el vendedor. “Compró cuatro o cinco de esos tomates”, dicen sus compañeros.

Mientras se protege de los gases lacrimógenos, el Vendedor Del Tomate Loco aprovecha para realzar los beneficios de su producto. “¿Ves? Podés arrojarlo contra los policías que quieren desalojarte de algún lado”, señala. Y después prueba por otro lado: “O bien podés utilizarlo contra los nervios”. “O para prender la luz sin pararse”, agrega.

Algo de todo eso habría seducido a la cronista Mercedes Ninci. Según sus compañeros de calle, una vez que terminó la entrevista la periodista “compró cuatro o cinco tomates”. “Estaba chocha”, concluyen las fuentes.

Para más información, adquiera Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y en papel.revisbarcelona.com

Vuelva Arriba