Máximo Kirchner dejó sus zapatos a la espera de los Reyes pero la Justicia se los embargó

En El País

Continúan las malas noticias para el hijo de la ex presidenta Cristina Fernández, Máximo Kirchner. Y como era de esperar, provienen del ámbito judicial. Más concretamente: del juzgado federal de Claudio Bonadio.

En el marco de la causa “Los Sauces”, esta mañana se produjeron diversos allanamientos en Río Gallegos. Uno de ellos, tal como se informó, ocurrió en la inmobiliaria que perteneció al diputado del FpV. Pero otro, del que aún no hubo confirmación oficial, habría sucedido en la propia casa del líder de La Cámpora.

Lea también: CFK no se presentó en Tribunales, y mirá la polémica selfie que le envió a Bonadío

Al parecer, la Gendarmería habría irrumpido en el domicilio de Máximo Kirchner en busca de objetos de valor para embargar. Y los habrían encontrado. Según Clarín, en la vivienda del legislador no había nadie, por lo que las fuerzas de seguridad pudieron trabajar con tranquilidad.

Antes de confiscar las zapatillas del hijo de la ex presidenta, las autoridades judiciales comieron el pasto y bebieron el agua que el diputado había dejado para los camellos.

Triste. Así quedó el hijo de JFK cuando salió a buscar los regalos y se encontró sin su calzado.

Tras un registro de cada rincón de la casa, finalmente se habría logrado la misión solicitada desde Comodoro Py. El mismo analista de Clarín revela que las fuerzas de seguridad “se llevaron hasta los zapatos” que Máximo dejó para los Reyes.

Lea también: Argentina Sonríe: Bonadio propone “buscar a los beneficiarios y bajarles los dientes”

Hasta el momento, el camporista no realizó declaraciones sobre este tema. Sin embargo, se espera que su madre tuitee acerca de la nueva embestida judicial contra la familia Kirchner.

Para más información, adquiera Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y en papel.revisbarcelona.com

Últimas primicias de El País

Vuelva Arriba