Tras semanas de silencio, Massa reapareció y provocó una ola de indiferencia

En El País

Luego de mantenerse alejado de la escena y en medio de la polarización que promueven el Gobierno y el kirchnerismo, un día Massa volvió.

Atrás quedaron su largo silencio público y sus viajes por el mundo en el marco de distintos congresos sin importancia. Ayer el líder del Frente Renovador volvió a su hogar: los estudios de televisión.

Desde la pantalla, el ex jefe de Gabinete K se diferenció del kirchnerismo, a cuyos dirigentes, sin nombrarlos, denominó “chorros”. Y también fustigó al Gobierno nacional, del que dijo, también sin nombrarlo, que “gobiernan para los ricos”.

“Hay que volver a la vieja, querida, ancha y venosa avenida del medio”, recordó Massa, quien también opinó sobre la crisis política y económica que vive Venezuela. “Maduro es un cobarde que reprime a sangre y fuego”, señaló, y no tuvo problemas en calificar al bolivariano como “el jefe de una dictadura”.

Tras ello, el tigrense se dedicó a conversar sobre lo que más le gusta: los problemas de “la gente”. “A la gente le preocupa la inflación, porque la gente es gente y tiene problemas cotidianos de gente, como toda la gente que tiene problemas”, comenzó Massa.

La apatía de los ciudadanos habría comenzado luego de la segunda vez que el líder del Frente Renovador se refirió a “los problemas de la gente”.

Afiche. El retorno del hombre de Tigre habría desatado un tsunami de ninguno.

En este sentido, el “renovador” aseguró que “la gente le teme a la inseguridad, porque es un tema al que la gente le teme”. Y concluyó: “Sé lo que la gente necesita porque soy gente y la gente es gente”.

Más allá de estos dichos de Massa, los ciudadanos argentinos (o “la gente”) tomaron su regreso a la arena pública con total indiferencia. Los mensajes del diputado en las redes sociales casi no recogieron “me gusta” en Facebook ni retuiteos en Twitter.

Expertos en ciencias políticas consideraron el caso de Massa como “único en su especie”. “Generó una extraña ola de apatía”, explicaron los académicos consultados.

Compre Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y en papel.revisbarcelona.com

Vuelva Arriba