Mar del Plata | Polémica intervención al lobo marino de La Rambla “para atraer inversiones”

En Sociedad

El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, no repara en polémicas. En la recepción a los primeros turistas de la temporada, el jefe comunal aseguró que enviará a “alguna chica bonita” a convencer a los empresarios para que inviertan en La Feliz.

No es la primera vez que Arroyo se ve envuelto en controversias a causa de sus declaraciones. Hace algunos años había señalado que “se malgasta dinero en campañas que están de moda, como la de violencia de género”.

Pese a dicha polémica, el intendente marplatense ahora fue por más con su propuesta machista de enviar mujeres a empresarios. Y lo peor es que la cosa no habría quedado allí.

“El Monumento al Ojete busca atraer capitales y turistas”, dicen en La Feliz  sobre el trasero gigante que reemplaza al tradicional lobo marino.

Monumental. El lobo marplatense lo es.

Según diferentes versiones que llegan desde la ciudad balnearia más importante de la Argentina, el monumento al lobo marino ubicado en La Rambla habría sido intervenido por el municipio. De acuerdo con los rumores, el clásico animal de mar habría sido reemplazado por un trasero gigante.

“No es un lobo marino, no es un tren, no es un avión… ¡Es un culo!”, se sorprendió un turista que tomaba fotografías en la zona. Otros testimonios también dieron cuenta del “monumento al ojete” que el intendente Arroyo habría instalado para atraer inversiones”.

Comprá Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y vía papel.revisbarcelona.com

Últimas primicias de Sociedad

Vuelva Arriba