Desde el Gobierno aseguran que los fusilamientos de niños “miden bien en los focus groups”

En El País

El asesinato de Facundo Ferreira, un niño de 12 años, por parte de la policía de Tucumán produjo consternación y una ola de repudio. El chico murió de un tiro en la nuca, ajusticiado por efectivos “porque circulaba en forma sospechosa”. Su crimen constituye un nuevo episodio de la “doctrina Chocobar”, enarbolada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y por el propio presidente Mauricio Macri.

Lo cierto es que más allá de las críticas de parte de la sociedad al repudiable accionar de la policía tucumana y a la creciente violencia institucional, en el Gobierno nacional entienden que “los fusilamientos de niños miden bien”. Y debido a ello, en Cambiemos se mostrarían “más que predispuestos” a seguir masacrando menores de edad. “A la gente le encanta”, resumen en Jefatura de Gabinete.

“La gente quiere más chicos con tiros en la nuca o en la espalda y nosotros estamos acá sólo para servir”, afirman en Casa Rosada.

Asesinos. En Seguridad dicen que muchos niños de entre 1 y 12 años lo serían.

“La gente quiere más chicos con tiros en la nuca o en la espalda, viejo”, aseguran en Casa Rosada. Al parecer, todo esto se trataría de datos duros que surgieron de focus groups y de encuestas de opinión realizadas en las últimas semanas.

“Los argentinos no andan con vueltas: chico sospechoso o con cara de delincuente, chico que merece un balazo en alguna parte trasera de su cuerpo”, evalúan en Balcarce 50.

Comprá Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y vía papel.revisbarcelona.com

Últimas primicias de El País

Vuelva Arriba