Confirman que drogar menores para tener sexo con ellas hasta matarlas no constituye abuso ni femicidio “porque lo que necesitan las minas de cualquier edad es pija”

En Sociedad

“Japi.” “Chota.” “Garompa.” Esto es lo que necesitarían las mujeres, sin importar su edad. Los especialistas en género, violencia y Medioevo que asesoran a distintos jueces argentinos son claros al respecto: “Desde que nacen, las chicas sólo desean estar con hombres, en forma consentida o no”.

El reciente fallo que absolvió a los acusados por la violación y el posterior crimen de Lucía Pérez en Mar del Plata estaría imbuido de esta “nueva” filosofía. “Lo único que quieren y necesitan las minas es pija, punto”, abren el debate en esta corriente del pensamiento influida por “la moderna cosmovisión de Torquemada”.

“Es así y punto”, abrieron el debate prestigiosos falócratas judiciales.

Justicia. Sería ciega, sorda, muda y tendría pene.

Sin embargo, la absolución de los acusados dejó un sabor agridulce en todos. “Lo grave es que a la chica que murió de manera natural le dieron droga, eso sí que está mal”, lamentaron prestigiosos falócratas judiciales.

“Una cosa es abusar y matar a una mujer porque ella quiere, y otra muy distinta es drogarla antes de proceder a su asesinato”, concluyeron las fuentes consultadas.

Últimas primicias de Sociedad

Vuelva Arriba