Insólito | El Gobierno lanzó una medida en beneficio de la clase media pero dio marcha atrás: “Fue un error del departamento de diseño”

En El País

Aumento de la medicina prepaga. Incremento en los combustibles. Fin de la devolución del 5% de IVA en los pagos con tarjeta de débito. Suba del transporte y del peaje. Fuerte aumento de los alquileres. Hasta aquí, todo “normal”: el programa oficial de Hacienda ajusta los tornillos de la clase media en beneficio de todos.

Sin embargo, en el día de ayer se publicó una medida que sorprendió a los analistas. Según el Boletín Oficial, las personas de clase media serían beneficiadas con exenciones impositivas y programas de fomento de consumo.

Hubo sorpresa y hasta júbilo en algunos de los sectores más castigados durante 2016. Pero todo, como era de esperar, se trató de “un grave error”.

Eso, al menos, es lo que explicaron distintos CEO oficiales. “Este Gobierno trabaja para la clase media pero de manera indirecta”, argumentaron desde Hacienda. Y ahondaron: “La mejor medida para la clase media es la que no existe”.

La clase media mostró su enojo en las redes. “¿A quién se le ocurre beneficiar a un kiosquero?”, embistió Carlos A., kiosquero de Mataderos.

Señal. La de ajuste es clara, aunque a veces podrían haber errores que por suerte se subsanarían a tiempo.

Las críticas por las medidas pro clase media no tardaron en llegar. Así, miembros de esta clase social se manifestaron en las redes sociales durante todo el día. Por supuesto, todos repudiaban la iniciativa del Gobierno.

“¿A quién se le ocurre gobernar para un comerciante y no para un empresario?”, expresó Carlos A., un kiosquero de Mataderos. En la misma línea opinaron peluqueros, bancarios y profesionales. “Jamás pensé que iba a vivir para ver algo así, es indignante”, se quejó Gladys, manicure de Burzaco, enojada por los beneficios de la medida para manicures y personas llamadas Gladys.

Para más información, adquiera Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y en papel.revisbarcelona.com

Últimas primicias de El País

Vuelva Arriba