Angelici se puso firme con Centurión tras la denuncia por violencia machista contra el delantero: “Ricky se comprometió a no golpear a ninguna mujer hasta el final del torneo”

En Fútbol

Boca juega mal, no encuentra identidad y el Mellizo está preocupado. Apremiado por la necesidad, todo indica que Guillermo Barros Schelotto arriesgará a Ricardo Centurión, que se recupera de una lesión y de una denuncia en la Justicia por violencia de género.

El futbolista no puede salir del país, lo cual no le impidió sumarse a los entrenamientos del grupo. Su participación en la práctica despertó una ola de críticas, como podía esperarse. En el marco de la sucesión de denuncias por maltrato, violencia de género y femicidios a nivel nacional, la decisión de aceptar en el equipo por parte del club no parece la más acertada.

“Creemos que Ricardo ya está mejor porque entendió que a las mujeres se las ningunea, se las relega y se las desprecia, pero nunca se les pega a cuatro fechas del final de un torneo”, dicen los directivos de Boca.

Mensaje. El de Boca es claro, de cara a un drama que afecta a millones de mujeres.

Pero quien salió con más ímpetu en defensa de Boca y del jugador fue el presidente del club, Daniel Angelici. “El compromiso del club para combatir la violencia machista es irreductible”, habría asegurado el querido “Tano”. “Por eso ya hemos tomado las medidas correspondientes para que el jugador no vuelva a ponerle una mano encima a una mujer de acá hasta que termine el torneo o hasta que Boca pierda toda chance de salir campeón, lo que ocurra primero”, habría gregado el operador del Gobierno nacional en los tribunales de Comodoro Py.

“Ricardo ya me dijo que está arrepentido, que nunca más molerá a golpes a una mujer cuando está con posibilidades de salir campeón, y me prometió que se va a portar bien hasta que termine el campeonato”, habría explicado Angelici en una entrevista radial. Y en la misma dirección habría manifestado que “hasta la última fecha, las mujeres pueden estar tranquilas porque tienen la palabra de dos hombres probos como Ricky y como yo”, habría añadido. Para rematar: “Creemos que es una sanción lo suficientemente fuerte como para que quede claro que en Boca lo que se prioriza no son los potenciales títulos ni los intereses económicos sino el respeto por todos los seres inferiores, incluidas las mujeres”.

“Por lo menos mientras esté en Boca, Ricardo tiene que saber que a las mujeres se las deja a un costado, se las relega a la cocina, se les dan peores empleos, se les paga mal, pero no se les pega y mucho menos a cuatro fechas del final de un torneo”, concluyen en el club de la Ribera.

Compre Revista Barcelona en kioscos, en digital.revisbarcelona.com y en papel.revisbarcelona.com

 

Últimas primicias de Fútbol

Vuelva Arriba