Una por una, las 3659 agachadas de Macri en Estados Unidos

En El País

Desde Nueva York, donde se encuentra mendigando fondos para sostener su gobierno, el CEO de la Nación, Mauricio Macri, aseguró que “todos los argentinos terminarán enamorados de Christine”, en referencia a Lagarde, la titular del Fondo Monetario Internacional.

Expertos en lenguaje no verbal y en genuflexión presidencial aseguran que “esa declaración representa la agachada número 3659”. Y en este sentido ofrecen un compendio de las más indignas intervenciones del presidente argentino durante sus tres días de estadía en los Estados Unidos.

“Mencionar todas las agachadas de Macri sería interminable”, afirman los especialistas, que sin embargo realizaron “un pequeño resumen de los movimientos vendepatria, genuflexos y patéticos” del mandatario.

Patético. Uno de los shows de la gala neoyorquina lo habría sido.

 

Tres de las 3659 agachadas presidenciales más frecuentes

-Bailes. El presidente está convencido de que la danza es una señal de alegría que augura buenos negocios. En su entorno repiten: “Por la plata baila el mono”.

-Festejo desmesurados de chistes. El presidente está convencido de que la risa es una señal de alegría que augura buenos negocios. En su entorno repiten: “Por la plata festeja desmesuradamente los chistes el mono”.

-Autoflagelación. El presidente está convencido de que la autoflagelación es una señal de alegría que augura buenos negocios. En su entorno repiten: “Por la plata se autoflagela el mono”.

Últimas primicias de El País

Vuelva Arriba